Oferta de Empleo

Puedo considerarme afortunado: ¡he conseguido un trabajo!. Después de tres meses y medio de prácticas, me han hecho un contrato. Se trata de una empresa familiar, formada por el jefe y dos empleados: una chica y yo. Mi puesto de trabajo es el de Peón Auxiliar de Dirección y Recursos de la Empresa (P.A.D.R.E.). Las condiciones pueden parecer duras, pues tengo que estar disponible las veinticuatro horas del día, siete días a la semana y muchas noches, me toca trabajar, pero no lo llevo mal.

Mi jefe, el señor A., no habla mucho, pero me cae bien. Si quiere algo, te lo dice sin tapujos y rara vez está de mal humor. Mi única compañera de trabajo es alegre, simpática y muy guapa. Aunque entramos a la vez en la empresa, aprendo mucho a su lado. Le gusta la montaña e ir a bailar. Creo que, algún día, me atreveré a pedirle que salgamos juntos.

Trabajamos en un pueblo cerca de la Sierra. La empresa está ubicada en una oficina tranquila, amplia y luminosa. Vivo tan cerca de allí, que hago bueno ese dicho de “me caigo de la cama y estoy en el trabajo”. A los empleados, se nos permite vestir de manera muy casual. Es lo más parecido a trabajar desde casa. 

El señor A. me paga en Sonrisas. Es una moneda extranjera que cada vez se ve menos. No tiene equivalencia con el euro, porque una Sonrisa no se puede equiparar a un euro. Las Sonrisas no se acumulan, ni se ahorran, por lo que tampoco se puede especular con ellas.

Como P.A.D.R.E. mis funciones son muy variadas: gestión de residuos, suministro de material, recepción de visitas,  y provisión de alimentos (aunque del catering se encarga mi compañera). A veces, también hago de chófer del señor A.. Tiene un descapotable rojo que me encanta conducir y que ya lo quisiera para mí.

P1050665

Trabajar en horario nocturno es duro porque te descuadra el sueño y no tienes garantía de que, al día siguiente, vayas a poder descansar. Hay noches en las que, realmente, me gano el sueldo de P.A.D.R.E. bien ganado. A veces, el jefe nos pide que gestionemos sus residuos a las tres de la madrugada. Con estos horarios, a menudo, me duermo en el trabajo. Y me daría más vergüenza de lo que me da, si al señor A. no le pasase lo mismo.

Pero aún así, no puedo quejarme. Creo que tengo mucha suerte por trabajar en lo que me gusta. De hecho, me gusta tanto, que me cuesta verlo como un trabajo. Y lo mejor de todo es que el contrato es indefinido.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Oferta de Empleo

  1. Aurora dijo:

    Simplemente, GENIAL. Qué grande eres, hermano! Yo también quiero un trabajo así.

  2. curro dijo:

    Espectacular!! acogeis un chico joven en practicas…como becario jejeje un besito.guapos

  3. Eli dijo:

    Precioso. Precioso. Enhorabuena por este post y por tu blog. Estás abriendo un nuevo camino, ¿lo sabes verdad? Si me permite, difundo el enlace a tod@s mis compis, porque creo que las cosas buenas hay que difundirlas… Ánimo y enhorabuena de nuevo!

    • wawier dijo:

      Bienvenida, Eli, y muchas gracias. Los nuevos caminos los abrimos entre tod@s. Yo he abierto uno en mi vida y lo comparto con quien quiera leerlo.
      Encantado de que difundas el blog.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s